Causas de los atascos en tuberías

El que en una vivienda o negocio se produzcan atascos en tuberías suele ser más común y frecuente de lo que crees, los motivos del porqué ocurren es por lo general, la existencia de un material que obstruye la fluidez del agua dentro de las tuberías.

Lo ideal es que se tomen previsiones para no tener que vivir problemas de atascos en los canales de saneamiento y mantener las cañerías limpias. Con esto se logra no tener fugas de agua, que pueden generar inundaciones, malos olores y la entrada de insectos muy desagradables.

Conoce las causas de atascos en tuberías

Los atascos en tuberías por lo general suelen ser en una pieza que posee una forma de “S”, que casi siempre está en lavabos y fregadores para el desagüe, pero si no se le da un buen uso puede generar problemas.

Cuando se toman estos espacios para deshacerse de los desperdicios de una u otra manera se está propiciando a que se generen atascos en tuberías, ya que si en cañerías hay acumulación de pelos, pedazos de comida, grasa o cualquier tipo de papel o un objeto sólido, el que se tranque el canal de agua por una obstrucción es muy probable que ocurra.

Y aunque no lo creas, el uso regular de productos de limpieza o de aseo personal en estos lugares también pueden ser enemigos para el desagüe, ya que la grasa que normalmente contienen los productos se queda en las tuberías y puede también provocar atascos.

La facilidad de que ocurran atascos hace que muchos deban darle el uso apropiado a los desagües, con esto se evita que tengas una emergencia bien sea en tu casa o negocio, porque si se trancan las tuberías pueden haber problemas de inundaciones bien sea de aguas blancas o negras, estas últimas puede traer diversas enfermedades y varios hongos.

Aprende cómo prevenir los diversos atascos en las tuberías

Hay muchos consejos que puedes tomar en cuenta para evitar los atascos en tuberías, sólo necesitas poner de tu parte para prevenir accidentes. Sigue estos tips y no permitirás que se produzcan atascos de una manera sencilla:

  • Evita arrojar residuos de comida y grasa que quedan en tus recipientes de comida.
  • No te deshagas de sustancias como pinturas, disolventes o cera caliente lanzándolas al desagüe.
  • Procura no lanzar papeles, piedra, musgo, tierra o cualquier objeto sólido en las tuberías.
  • Incorpora rejillas protectoras en los desagües.
  • Al tener un atasco en las tuberías la mejor opción es pedir la ayuda de profesionales.

Hay muchos consejos que puedes seguir para evitar los atascos, una de estos es echar vasos de agua hirviendo en tuberías, por lo menos una vez por semana y un medio vaso de vinagre blanco. Pero también puedes limpiar cada dos meses las tuberías con medio vaso de levadura química y vinagre, después de varios minutos echa en el hueco del desagüe una olla grande con agua caliente.